domingo, 8 de agosto de 2010

Es capaz

Sara con 17 meses
Mira que Sara es pequeña, apenas tiene 17 meses, pero ya va colaborando en casa como cualquier otro miembro de la familia. Sabemos que Sara no puede hacer muchas cosas pero también vamos apostando por otras muchas que vemos que puede conseguir.

Por la mañana, cuando nos levantamos toca cambiar el pañal y es ella la encargada de tirarlo a la basura cuando ya hemos terminado, le pido que tire el pañal a la basura, se lo doy en la mano y la acompaño hasta allí, ella levanta la tapa y lo tira.

A la hora del desayuno, siempre quiere llevar algo a la mesa así que últimamente es la encargada de traer la caja de las galletas.

Cuando terminamos de jugar es un poco más difícil pero intentamos que recoja sus juguetes y algunas veces lo conseguimos acompañados de una cancioncilla que le oí cantar a la profe de mi sobrino Gabi, a guardar, a guardar, cada cosa en su lugar, y al ritmo de esa melodía, que ya se sabe, vamos consiguiéndolo.

A mediodía, cuando ya está cansada la echo en su cunita y se duerme con su osito o su nuevo amigo el burrito y con alguna de las cajas de música que tiene.

La hora de la comida es un cúmulo de logros, poner la mesa es mucho más rápido con la ayuda de Sara. Las servilletas, la botella (llena) de agua de un litro, el pan, el bote de foie-gras, sus cubiertos, son algunas de las cosas que Sara está acostumbrada a llevar a la mesa, incluso nos hemos atrevido con su plato de comida lleno, pero esto es un poco más difícil.

Comer cada vez es más sencillo para ella, de hecho creo que come tan bien porque ella lo hace. Aunque tratamos de que coma con la mayor higiene posible, no siempre es fácil, si coge alguna cosa con la mano no la regañamos continuamente, sobre todo cuando intenta con mucho empeño pinchar algo con el tenedor y no lo logra. Un puré o el yogur ha conseguido rebañarlos hasta el final sin ayuda. Cuando termina se limpia la boquita con el babero si se lo recuerdas, eso sí, al comienzo siempre te dice que se lo pongas con mucha insistencia.

Sara tiene ya 17 meses y es sorprendente como se defiende en esta preciosa vida que le ha tocado en suerte.

4 comentarios:

  1. Hola!
    He llegado a tu blog a través del de Louma (Amor Maternal) y me he encontrado con este post sobre todo lo que hace Sara... es un ejemplo de niña :-)

    Mi niño tiene 20 meses y también le gusta mucho colaborar en casa tirando el pañal, trayéndome las cosas que le pido...

    Te invito a visitar mi blog.
    Saludos desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Ya me he pasado por tu Blog.
    Es el primer premio blogero que me dan, je, je.
    Saludos
    AnaIsabel

    ResponderEliminar
  3. Da gusto ver a Sara dándose paseos a Sara entre el salón y la cocina esquivando mayores para llevar cosas a la mesa.. Se divierte, se mueve más, ayuda... cuanto más se les implica en las cosas, antes aprenden todo!

    ResponderEliminar